La importancia de las palabras mágicas

Palabras como “por favor”, “gracias”, “perdón” y “permiso” forman parte de lo que conocemos como buenos modales; pero no solo son un acto de cortesía, son una forma de lograr que los niños sean considerados con las personas de su entorno. Sin embargo, toma tiempo y constancia lograr que nuestros niños las aprendan y apliquen a diario.

¿CÓMO PUEDES ENSEÑAR A TUS HIJOS LAS PALABRAS MÁGICAS?

  • DA EL EJEMPLO: Esta es la mejor manera es enseñarles a tus pequeños. Si ellos te ven siendo agradecidos con las personas que te rodean, ellos querrán imitarte.

  • ENSÉÑALES EL SIGNIFICADO DE LAS PALABRAS: Conversa con él y asegúrate que entienda el significado e importancia de las palabras. Si tu hijo se resiste a decir la palabra averigua por qué.

  • HAZLO DIVERTIDO: No impongas. y utiliza herramientas como cuentos, canciones y videos para enseñarle a decir las palabras desde una edad temprana.
  • NO FUERCES EL APRENDIZAJE: Según su edad, tendrán diferentes actitudes. Por ejemplo a los 2 años sienten temor por los extraños por lo que es mejor que no los obligues a hablarles.
  • ESTIMULA LOS BUENOS MODALES
    • Reconócelos cada vez que digan alguna de las palabras mágicas con una sonrisa.
    • El primer contacto de nuestros hijos con otros niños es en jardín, por eso enséñale a saludar cuando llegue y a pedir los juguetes con la palabra mágica “por favor”.

  • PRACTICA CONSTANTEMENTE: Refuerza una o dos palabras como “por favor” y “gracias” y cuando ya las maneje empieza a enseñarle otras.
  • TEN PACIENCIA: Como dijimos al inicio, incorporar las palabras mágicas en el vocabulario de tus hijos requiere de esfuerzo, constancia y mucha paciencia. Debes recordarles las palabras mágicas repetidas veces hasta que se conviertan en un hábito para ellos.